4 Motivos por los que No Ofrecer Productos o Servicios Gratis

Foto Víctor artículos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

FREE HUGSLa palabra gratis muchísimas veces se utiliza como gancho para promocionar servicios o productos, para darnos a conocer, o simplemente para captar potenciales clientes y es que el uso de esta palabra tiene un poder de reclamo innegable.  Pero también tenemos que tener claro que el tipo de usuarios a los que vamos a atraer, quizás no sean el tipo de usuarios que más nos interesan a la larga.

Es algo muy habitual poder acceder a la descarga de productos, webinars gratuitos o servicios de gancho, a cambio de datos de contacto. Yo mismo ofrecí no hace mucho la descarga gratuita de mi libro recopilatorio «Cocktail de Social Media«. Pero hay que tener en cuenta que esta práctica puede ser un arma de doble filo y prever qué tipo de usuarios probablemente captaremos al asociar la palabra «gratis».

Algunos motivos por los que no ofrecer productos gratis son:

1. Usuarios que no interesan

Normalmente el usuario que busca productos gratis es un usuario que difícilmente pagará por esos productos. Es muy difícil cambiar los hábitos de un usuario que está acostumbrado a conseguir las cosas sin pagar. ¿Por qué pagar por algo si en otro sitio lo tengo gratis?

2. Percepción de poco valor

Hay un dicho catalán que dice «el que res no costa, res no val» cuya traducción sería «lo que nada cuesta, nada vale» (desconozco si es catalán el dicho o no, pero nunca lo he escuchado en castellano). La cuestión es que cuando ofrecemos un producto que no cuesta nada, muchas veces la percepción del valor de dicho producto automáticamente baja. Aquí ya entramos en la psicología de la venta del mismo modo que pensamos que el producto más caro ha de ser el mejor.

3. No hay retorno por parte del usuario

Del tipo de usuario que busca la ganga o lo gratis, pocas veces podremos obtener algo a cambio. Estamos frente a un tipo de consumidor que sólo busca aquellos productos por los que no tendrá que hacer un desembolso. A este tipo de usuario le da igual si el producto o servicio es de calidad y raramente lo valora.

4. Usuario exigente

Lo peor de todo es que en numerosas ocasiones la exigencia sobre el producto o servicio gratuito es igual que la exigencia que tienen sobre el producto de pago. Esto les lleva a ser complemente críticos y no les importa que lo que han adquirido haya sido sin dar nada a cambio.

Como ves ofrecer contenidos, productos o servicios gratis es una buena forma de atraer gente pero hay que saber de antemano qué condiciones estamos aceptando con este tipo de trueques. ¿Se te ocurren más motivos para no ofrecer a cambio de nada?

Photo credit: http://www.flickr.com/photos/drinksmachine/3239732078/

12 Respuestas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

  Acepto la política de privacidad

Cesta de compras