Las Oportunidades Están a la Vuelta de la Esquina

Foto Víctor artículos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

la oportunidad se deja alcanzar sólo por quienes la persiguenA todo el mundo tarde o temprano, se le presentan oportunidades en la vida que pueden cambiar el rumbo de esta. La cuestión es que muchas veces estamos tan pendientes de otras cosas que consideramos importantes, que no nos damos cuenta cuando una oportunidad pasa por delante nuestro.

Dicen que las personas de éxito han llegado lejos simplemente por el hecho de estar atentos a dichas oportunidades y que, una vez se les ha presentado una buena oportunidad, han sabido verla y aprovecharla.

A mí personalmente -como a todo el mundo- alguna vez se me han escapado oportunidades en la vida por el hecho de no estar al 100% atento o no haber sido lo suficientemente rápido para aprovecharla. Alguna oportunidad se pierde y no te das cuenta hasta que pasa mucho tiempo de que has perdido una ocasión importante para darle un giro positivo a tu vida o para conseguir un objetivo.

La experiencia me ha enseñado a tratar las oportunidades del siguiente modo:

1. Buscarlas en cualquier sitio

Como dice el título de este artículo, las oportunidades están a la vuelta de la esquina. Esto significa que nunca sabes dónde vas a encontrar una buena oportunidad. Por ejemplo, a una cena con amigos puede asistir alguien a quien no conozcas y te abra las puertas a algo que tú esperabas desde hace tiempo o a donde no tenías acceso antes. Las oportunidades están en cualquier sitio, en una cena, en una reunión, en una conversación telefónica… sólo has de estar atento para identificarlas.

2. No enmascararlas como algo malo

A veces nosotros mismos somos los que frente a una oportunidad no sabemos ver lo bueno que esta supone. Quizás es miedo, inseguridad o simplemente el hecho de que es un reto para nosotros y nos hace salir de nuestra zona de confort. Esto hace que le busquemos 3 pies al gato y tratemos de poner pegas para no hacer lo que deberíamos. Antes de descartar cualquier oportunidad por miedo, hay que intentar ver todo lo bueno que nos puede traer en el futuro aunque tengamos que enfrentarnos a una situación inicial difícil.

3. Si no tienes oportunidades, generalas tú mismo

Si queremos obtener resultados diferentes a los que estamos obteniendo siempre, tenemos que dejar de hacer lo que estamos haciendo o hacerlo de forma diferente. Es así de sencillo. Si no se nos presentan oportunidades tenemos que buscarlas nosotros. Para buscarlas hay que moverse, hay que hacer otras cosas, hay que ir a sitios donde no estamos yendo, conocer a nuevas personas. Esta es la única forma de llegar a un punto nuevo diferente del que estamos ahora.

¿Cual es tu actitud frente a las oportunidades que te da la vida? ¿La abrazas o las rechazas? Me gustaría saber tu opinión sobre este tema.

Photo credit: http://www.flickr.com/photos/pdcv/2710807901/ 

11 Respuestas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

  Acepto la política de privacidad

Cesta de compras