Herramientas que te serán útiles para gestionar tu tiempo

  • RescueTime: su versión gratuita te permite monitorizar en qué aplicaciones y páginas web pasas tu tiempo. Sólo tienes que instalar la extensión de esta herramienta en tu navegador y empezar a captar datos. La versión de pago es algo más completa que la gratuita y con ella puedes monitorizar el tiempo que pasas trabajando en diferentes tareas de tu ordenador.
  • Toggl: mucho más moderna y sexy que RescueTime pero de pago. Lo mejor son sus informes detallados de cómo empleas tu tiempo y la posibilidad de comparar el rendimiento de la semana actual con la anterior. También puedes controlar el tiempo que pasas en tareas offline (esto lo ha de hacer manual cada vez que empiezas y acabas algo). Tiene versión para dispositivos móviles aunque algo limitadas.
  • 30/30: gestor de tareas gratuito para iPhone con el que puedes crear una lista de tareas y asignarles un tiempo determinado para llevarlas a cabo. Una vez le das al Play la aplicación empieza la cuenta atrás y cuando termina el tiempo que has designado para la primera tarea, salta a la siguiente. Es una aplicación muy visual y sencilla, aunque la primera vez que la uses te recomiendo seguir su tutorial explicativo.
  • Reporter: aplicación de iPhone que te hace preguntas de forma regular para que indiques cómo estás empleando tu tiempo. Los reportes resultantes de monitorizar tu actividad se pueden guardar en Dropbox. Tiene un coste de 3,99$. Si no tienes un iPhone, la aplicación Saga disponible para Android puede ser una alternativa.

Cómo multiplicarte a ti mismo

  • TrabajoFreelance: este portal de trabajadores freelance es uno de mis favoritos por la gran cantidad de profesionales con los que cuenta y por su facilidad de uso. Sólo tienes que publicar un proyecto (el trabajo que quieres que te hagan) y los profesionales inscritos que te puedan ayudar te harán propuestas postulándose a tu proyecto. Aquí si sabes buscar bien, encontrarás profesionales en todo el mundo que te pueden hacer los trabajos más variados. Desde una página web, el diseño de tu logo o los artículos de tu blog, pasando por traducciones, gestión de tus impuestos o la gestión de tus redes sociales, hasta reparaciones de tu hogar, trabajos de arquitectura o jardinería. El proceso es sencillo. Publicas tu proyecto, indicas tu presupuesto, para cuándo lo necesitas y cuántos días quieres que esté vigente tu anuncio. Luego seleccionas los países donde quieres que se visualice y listo. Publicar proyectos es gratuito en esta página, sólo pagas el importe que acuerdas con el profesional que te hará el trabajo. Cuando te han acabado tu trabajo es cuando pagas.
  • UpWork: igual que trabajo freelance pero en inglés y en todo el mundo. Esta plataforma, anteriormente conocida como oDesk, te permite encontrar talento en todo el mundo a muy bajo coste. Es famosa por la gran cantidad de trabajadores freelance de la India que hay registrados. A diferencia de TrabajoFreelance, aquí has de pagar por adelantado (al menos una parte del proyecto). Si te manejas bien con el inglés se te abrirán las puertas a un mercado de talento brutal.
  • Fiverr: todo lo que puedas necesitar que te hagan, a precios que empiezan en los 5$. No esperes resultados súper profesionales o trabajos super personalizados en esta plataforma. ¡Vas a pagar 5 dólares por un trabajo! Pero si sabes buscar, encontrarás alguna ganga a buen precio.
  • Asana: esta herramienta de gestión de proyectos es una de las más utilizadas para gestionar grupos de trabajo. Cuenta con una versión limitada pero gratuita que puede ser más que suficiente para gestionar tus proyectos.
  • Slack: genial herramienta de gestión de proyectos en grupo que eliminará gran cantidad de los emails que sueles enviarte con los miembros de un equipo. También dispone de una versión gratuita algo limitada pero completamente funcional.

Herramientas para hacer más en menos tiempo

  • TextExpander: esta herramienta es una de mis favoritas y de los miembros de mi equipo. Te permite ahorrar muchísimo tiempo a la hora de escribir, almacenando los textos que más utilizas para poder reutilizarlos escribiendo una abreviatura. Por ejemplo, cuando un cliente te pide un presupuesto, en vez de copiar y pegar el texto tipo que le enviarías, sólo tienes que teclear su código de abreviación y automáticamente aparecerá el texto completo.
  • Inbox Pause: extensión para Google Chrome y Firefox con la que puedes pausar la entrada de correos. Si te cuesta concentrarte porque no dejan de entrar emails a tu bandeja de entrada, puedes pausarla para que dejen de hacerlo. En el momento en el que quitas la pausa, entran todos los correos con normalidad (además de los que te han llegado en el momento de la pausa). No ver correos en tu bandeja suele oxigenar bastante tu mente.
  • Boomerang: responder, eliminar o archivar. Esas son las 3 opciones que combinadas te aseguran mantener limpia tu bandeja de entrada. Si recibes un correo que te gustaría leer en otro momento y no quieres tenerlo marcado sin leer en tu bandeja de entrada, con Boomerang puedes hacer que ese correo desaparezca de la bandeja y te entre de nuevo en la fecha y hora que tú elijas. Además podrás programar los correos que tú mandas para que se envíen a la hora que tú quieras. Yo lo utilizo cuando respondo correos a las 5 de la mañana para que nadie piense que estoy loco respondiendo emails a esas horas.
  • Hazel: ¿Cuántas veces te has pasado un buen rato buscando un archivo concreto en tu ordenador? Con Hazel puedes crear reglas para que los archivos se guarden de forma automática en tu ordenador en la carpeta que les corresponda. De esa forma, tu ordenador se ordena solo sin tener que perder tu tiempo en guardar los archivos en la carpeta que les toca. ¡Una maravilla!
  • Momentum: si cada vez que abres una pestaña nueva en el navegador de Internet tienes la tentación de ponerte a navegar, esta extensión te vendrá de lujo. Reemplaza las pestañas nuevas de tu navegador (repletas de enlaces), por una pestaña con una imagen que cambia cada día, una cita inspiradora y un objetivo que puedes definir. Además te marca la hora y los grados de tu ciudad.
  • Lastpass: aplicación que almacena todas tus contraseñas de forma segura. Ya no tendrás que preocuparte en apuntar tus contraseñas nunca más. Lastpass está en la nube y tendrás acceso a todas tus contraseñas desde cualquier dispositivo. Sólo tendrás que recordar la contraseña de esta aplicación.

Herramientas para controlar tus esfuerzos y avances

  • Commit: una aplicación para iOS con la que puedes crear tantas cadenas distintas como quieras. El concepto es el mismo. Lo bueno de esta aplicación es que puedes configurarla para que te suene una alarma con una notificación a la hora que tú quieras y así no romper la cadena. Lo malo, y te lo digo por experiencia propia, es que no es tan efectivo como tener un enorme papel con la cadena en tu pared.
  • MyChain: igual que Commit pero para Android. No la he probado personalmente porque no puedo deshacerme de mi iPhone, pero me han comentado que funciona igual de bien.

Herramientas para meditar

  • Headspace: Si nunca antes has meditado, puedes empezar probando con Headspace, una app que te enseña a meditar y te guía durante 10 minutos cada día. Es perfecta para principiantes y te ayudará a introducirte en el mundo de la meditación (está en inglés).
  • Muse: Cuando empecé a meditar me enseñaron a enfocar mi atención en la respiración y tratar de dejar la mente en blanco. “Cualquier pensamiento que se pase por tu mente déjalo fluir”. ¿Déjalo fluir? ¿Eso qué significaba? ¿Que fluya en mi mente y yo siga pensando en lo que pienso, o que fluya y desaparezca? Que desaparezca. Total, que muchas veces cuando acababa de meditar me preguntaba si lo había hecho bien o mal. 10 minutos sentado tratando de liberar tu mente no sirve de nada si no lo haces bien. La cuestión es que hace algún tiempo descubrí un gadget al que me he vuelto adicto y que me permite analizar mi actividad cerebral mientras medito para saber si lo estoy haciendo bien o no. Se trata de Muse, una diadema provista de sensores que te colocas en la cabeza mientras meditas y que en tiempo real te indica si estás calmando tu mente o si está activa. ¡Brutal! La diadema se conecta por BlueTooth al móvil y con una app especial ves tu actividad cerebral en el momento de meditar. El simple hecho de tener este gadget hace que me levante por las mañanas con ganas de meditar, como si fuese un niño con juguete nuevo y me ha ayudado mucho a consolidar este hábito.
  • Brain Wave: Ésta es una aplicación para iOS que debes utilizar con unos auriculares mientras meditas y que genera unas ondas binaurales que te ayudan a meditar. Teóricamente esta aplicación genera ondas de diferentes frecuencias que van directas a tu cerebro ayudándote a sintonizarte en distintos estados de ánimo. Con Brain Wave puedes generar desde un estado positivo o de creatividad, a un estado de concentración, o por ejemplo un estado de sueño profundo. Esta aplicación la utilizo bastante mientras escribo artículos para mi blog o mientras escribo este libro que estás leyendo, y me ayuda a mantenerme enfocado en lo que hago. Si te preguntas si esta aplicación es buena o mala para la salud, te diré que llevo tiempo utilizándola y de momento sigo vivo, pero te lo dice una persona que en el momento de escribir esto ha hackeado su sueño para dormir 4,5 horas diarias (quizás no soy un modelo a seguir). Lo mejor es que hables con un médico.

Recursos para ponerte en forma

  • Canal de Youtube de Sergio Peinado: Sergio es entrenador personal y licenciado en Ciencia de la Actividad Física y el Deporte. Cada semana sube a su canal de Youtube nuevos vídeos en los que te explica cómo entrenar tanto en casa como en el gimnasio. Él es el culpable de que yo a día de hoy esté en forma: después de la entrevista que le hice para mi podcast The Success Academy, hicimos un intercambio de servicios muy próspero para ambos. Él me asesoró con su método de entrenamiento, y yo a cambio lo asesoré en el lanzamiento de un producto digital que fue todo un éxito.
  • Freeletics: una app gratuita para móviles con infinidad de ejercicios y rutinas que se adaptan a tu género, y que varían en función del objetivo que te marques. Ganar músculo para parecer el Capitán América, perder peso, conseguir fondo para correr la Maratón de Chicago , o simplemente mantenerte en forma, te resultará más sencillo con esta app que te guía para lograrlo.
  • 7 minute workout: si vas a Youtube y buscas “rutina 7 minutos” encontrarás infinidad de vídeos que te explican cómo tener un cuerpo 10, desde casa (o el gimnasio) y en sólo 7 minutos. Créeme si te digo que 7 minutos de ejercicios bien ejecutados son más que suficiente.

Para nutrir tu mente

  • Blinkist: aplicación para móviles (en inglés) con resúmenes de una gran variedad de libros de no ficción cuya lectura no te llevará más de 15 minutos. Si te da pereza leer, también dispone de las versiones en audio para que los puedas escuchar mientras trabajas, haces deporte, sacas al perro o estás tomando el sol en la playa.
  • iVoox e iTunes: estas plataformas de podcasting incluyen los mejores podcast en español sobre diferentes temáticas. Algunos de ellos publican audiolibros de clásicos que jamás pasarán de moda. Te recomiendo escuchar los podcast en velocidad x1,5; entenderás igual de bien lo que dicen pero tardarás casi la mitad de tiempo.
  • Charlas TED: si no eres de leer demasiado puedes combinar la lectura con la visualización de charlas TED. Son charlas cortas que no duran más de 18 minutos y siempre aprenderás algo nuevo e interesante de los mejores oradores del mundo.

Recursos para poner tu mente a trabajar

  • Visualización Creativa: este libro de Shakti Gawain te explica paso a paso cómo hacerlo. Te da instrucciones y consejos de cómo utilizar tu poder creativo para materializar lo que quieras en tu vida.
  • Visualizaciones guiadas: de nuevo en Youtube encontrarás infinidad de visualizaciones guiadas para iniciarte en este tema.
  • El poder de tu mente subconsciente: una obra clásica de Joseph Murphy que te recomiendo si tienes interés en saber cómo tus pensamientos crean tu realidad desde un punto de vista más espiritual.