Hasta Richard Branson puede tener un día de bajón

Foto Víctor artículos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Ayer tuve un día malo. Un día de esos en los que te paras a pensar el por qué de las cosas, analizas si lo que estás haciendo sigue la linea que tienes marcada e intentas recalibrar esa brújula interna que te marca el camino. 

Richard Branson Virgin

Los que me conocen saben que soy una persona muy positiva y optimista, pero como todo el mundo, también tengo días de bajón. Tener un día malo o incluso una mala época es algo que le sucede a cualquiera en un momento u otro. Me pasa a mí, te pasa a ti y le pasa a todo el mundo. Los super hombres o super figuras no existen. Pero está en nuestras manos hacer que esos malos momentos duren minutos o que duren años. Yo elijo la primera opción.

Estuve hablando con un buen amigo mío y me dijo «Tío, ¿sabes quién eres? No puedes estar mal, eso no va contigo. Aunque si te sirve de consuelo, hasta Richard Branson puede tener un día de bajón«. Fue decirme esa frase tan ridícula, pero tan cargada de sentido para mí, y empecé a reírme al momento. Mi amigo sabe de qué pie cojeo, y que Richard Branson es una de las figuras que más admiro. Un hombre optimista, que transmite su pasión por lo que hace, todo un ejemplo a seguir y una fuente de inspiración.

Esa frase me hizo pensar un buen rato. ¿Richard Branson de bajón? Pues la verdad es que no me lo imagino, pero seguro que tiene días malos.

Sé cómo Richard Branson

Supongo que no hace falta presentación, pero por si no sabes quién es, Richard Branson es el dueño de Virgin. La cuestión es que algo que siempre me ha funcionado, ha sido imaginar cómo afrontaría una situación determinada el propio Richard. ¿Tontería? Puede ser, pero esta técnica de imitación o de modelo a seguir es una de las más utilizadas por personas de éxito como técnica de desarrollo personal y aprendizaje. Basta con tener modelos en los que fijarnos y tratar de pensar cómo afrontarían ellos un problema.

>> Deja de pensar en pequeño y piensa a lo grande

Adiós a las personas negativas

La negatividad se contagia. Es una lacra para el ser humano muy difícil de parar. Cuando estás rodeado de personas negativas es más fácil que tú acabes en un estado de negatividad que ellos se contagien de tu estado positivo. Así que mi mejor consejo es que las evites. No siempre podrás hacerlo, pero trata de juntarte lo menos posible con ellas. Al final acaba siendo una cuestión de salud.

>> Tus Relaciones son las que Definen tu Éxito

Busca tu momento

Ya lo comenté no hace mucho en un artículo, todos deberíamos tener un «templo» privado y secreto en el que poder desconectar y pensar en grande. Es cierto que soñar sin actuar no sirve de nada, pero es bueno soñar de vez en cuando y pensar que una vida mejor es posible. Yo ya tengo mis templos y es allí donde reseteo mi mente para prepararla para afrontar los desafíos que tengo en mi vida.

>> Cosas que descubres cuando desconectas al 100% en tus vacaciones

Cuando estés de bajón recuerda esto: hasta los más grandes tienen momentos de debilidad. De ti depende que esos momentos sean cortos y fugaces o que se queden contigo por mucho tiempo.

Photo credit: http://women2.com/stacey-ferreira-mysocialcloud-richard-branson-investment-lean-in/

24 respuestas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

  Acepto la política de privacidad

Cesta de compras